Lorena vs Margarita

logo-easd
Historia de la prenda

Margarita nos contó que esta prenda fue un regalo de su marido y que se la regaló cuando todavía sus hijos eran muy pequeños. En su momento el gusto muchísimo ya que era una prenda de moda y la integró perfectamente a su armario y a su estilo. El problema que ella destaca es principalmente funcional. María cuenta que aunque la prenda le encantaba le dificultaba mucho moverse con naturalidad cuando estaba al cuidado de sus hijos. Por ejemplo recuerda cuando iba al parque y no podía moverse con naturalidad para atender las necesidades de sus pequeños porque le impedía determinados movimientos, la arrastraba continuamente por el suelo y peligraba caerse al pisotearla accidentalmente.
Así que la prenda aunque bonita y de moda, no era apropia para el momento en el que se encontraba María, quien pasaba horas y horas a cargo de sus hijos. Esto propició que María dejara de utilizar la prenda, que poco a poco fue apartando de su vestuario y finalmente se quedó en desuso.

Lorena

Reflexión y propuestas sobre la prenda:

En todo momento hemos querido mantener el sentido que para Margarita tuvo su capa.
La analizamos con detalle, observando sus acabados, formas, y medidas para conseguir el mejor resultado posible.
Una de los objetivos que se marcaron desde el inicio es que tenía que seguir siendo una prenda protectora, cálida y envolvente, además de clásica.
La primera decisión que nos llevó a su transformación fue dificilísima, ya que suponía cortar la prenda definitivamente, de larga a corta y esta decisión fue una gran responsabilidad, porque su cambio nos llevaría a una prenda completamente diferente.
El objetivo era pasar de una prenda poco funcional a tres piezas clásicas pero versátiles y prácticas: Una chaqueta, una capelina y una falta de pañal. Tres prendas en una y con amplia posibilidad de combinar.
El proceso de desarrollo creativo, que constituía la toma de decisiones de la prenda para su reconstrucción en otras nuevas, fue agradable e intenso. Se estudiaron las más variadas posibilidades y planteamientos. La verdad es que la prenda daba mucho juego al contar con una gran cantidad de tejido y poquísimas costuras.

Nueva imagen (6)

Respecto a la apariencia general de las tres prendas resultantes, siempre quisimos respetar la estética original sin artificios. La idea era que su estética limpia prevaleciese, potenciando su aire clásico y sencillo.
Se respetaron y reutilizaron los acabados originales y las nuevas fornituras o elementos añadidos para mejorar la estética y/o acabados de las nuevas prendas (vieses y /o cintas de refuerzo o sujeción) estos se trabajaron con muchísima delicadeza y respeto estético a la prenda original. Estos se integraron lo máximo posible a la prenda original, prestando atención en la combinación de colores y materiales, así como en la forma de cosido que en ocasiones fue manual (puntadas con hilo de torzal que imitaban al original) de manera que no se percibiera que no habían formado parte de la prenda.
Las tres prendas respondieron a un patronaje sencillo como la prenda original. Destacando por el suave vuelo de las mangas capadas sin puños, el ligero evasé que marca la falda pañal y la suave envoltura de la capelina, traducido todo en un conjunto de tres piezas versátil, funcional y altamente simbólico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s